- Anuncio -spot_img
26.7 C
Villahermosa
spot_img
jueves, julio 18, 2024

Las elecciones en Finlandia generan divisiones: Sanna Marin arriesga su permanencia en medio del aumento de la ultraderecha.

Must read

Después de cuatro años de haberse convertido en la líder más joven del mundo, Sanna Marin busca permanecer como primera ministra al frente de su coalición en las ajustadas elecciones generales parlamentarias que se celebran el 2 de abril y que renovarán los 200 escaños legislativos en Finlandia.

Desde el 2019, la figura de Marin, de 37 años y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), ha sido objeto de atención de los medios de comunicación tanto dentro como fuera del país. Durante todo este tiempo, la jefa de Gobierno ha recibido tanto críticas -por su actitud festiva en algunos vídeos en los que aparece bailando y bebiendo- como elogios de aquellos que valoran su desenfado y la ven como una representante ejemplar de la nueva generación de políticos.

reescribe el siguiente texto: Covid-19, la OTAN y el conflicto en Ucrania En los últimos cuatro años, el actual Gobierno de coalición, compuesto por el SPD, el Partido del Centro (KESK), la Liga Verde (VIHR), la Alianza de la Izquierda (VAS) y el Partido Popular Sueco de Finlandia (SFP), se enfrentó a la pandemia del coronavirus, al tiempo que apostó por romper con el tradicional estatus neutral del país e incorporarse a la OTAN, algo que se formalizará en los próximos días, en medio del conflicto entre Rusia y Ucrania. La crisis del covid-19 y el conflicto entre Kiev y Moscú, junto con las sanciones antirrusas de Occidente hizo, que el Gobierno de Marin chocara con una crisis energética y la subida de inflación, que impactó el coste de vida de los finlandeses. La nación incluso entró en recesión técnica tras sufrir una contracción del 0,6 % del PIB en el cuarto trimestre del 2022 en comparación con el período anterior.

Durante los últimos cuatro años, el gobierno de coalición actual en Finlandia, conformado por el Partido Socialdemócrata, el Partido del Centro, la Liga Verde, la Alianza de la Izquierda y el Partido Popular Sueco de Finlandia, ha enfrentado la pandemia del Covid-19 y ha tomado la decisión de abandonar su tradicional estatus neutral para unirse a la OTAN, lo cual será formalizado próximamente. Esto ocurre en medio del conflicto entre Rus

Durante los últimos cuatro años, el gobierno de coalición actual en Finlandia, conformado por el Partido Socialdemócrata, el Partido del Centro, la Liga Verde, la Alianza de la Izquierda y el Partido Popular Sueco de Finlandia, ha enfrentado la pandemia del Covid-19 y ha tomado la decisión de abandonar su tradicional estatus neutral para unirse a la OTAN, lo cual será formalizado próximamente. Esto ocurre en medio del conflicto entre Rusia y Ucrania, y de las sanciones antirrusas impuestas por Occidente, lo que ha provocado una crisis energética y una subida en la inflación que ha impactado el costo de vida de los finlandeses. Como resultado, la nación ha entrado en recesión técnica después de sufrir una contracción del 0,6% del PIB en el cuarto trimestre del 2022 en comparación con el período anterior.

En medio de la campaña electoral para las elecciones parlamentarias generales en Finlandia, la oposición critica a la actual primera ministra, Sanna Marin, por el excesivo endeudamiento y la estabilidad de las finanzas públicas. Además de la economía, otros temas importantes para los votantes son la política climática y el declive de la educación en el país.

Para seguir en el cargo, Marin necesita que su partido, el Partido Socialdemócrata (SDP), y sus aliados ganen la mayoría de los 200 escaños en el Parlamento unicameral. Según la última encuesta realizada por la emisora pública nacional Yle, el Partido de Coalición Nacional (KOK) de centro-derecha lidera con un 19,8%, seguido del Partido de los Finlandeses (PS) de ultraderecha y euroescéptico, y el SDP de Marin cierra el trío con un 18,7%.

Las tres formaciones principales aspiran a convertirse en la fuerza más votada en unas elecciones muy igualadas. Los cuatro aliados de Marin en el actual Gabinete (KESK, VIHR, VAS, SFP) parten en las encuestas con una intención de voto del 10,7%, 9,0%, 8,7%, y 4,1%, respectivamente.

Aunque tanto el SDP como el KOK no han excluido la posibilidad de formar parte del mismo Gobierno si su partido vence en las elecciones, Marin ha descartado negociar una coalición con el partido PS, que aboga por restringir la inmigración de países en desarrollo no europeos y que es considerado «abiertamente racista».

Más del 40% de los electores ya han votado en la votación anticipada, que se celebró entre los días 22 y 28 de marzo de este año, lo que marca un récord según los datos del Ministerio de Justicia.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article