Bolsa Francesa es invadida por manifestantes

Cientos de manifestantes irrumpieron en la bolsa de valores Euronext en París el jueves, en protesta contra el aumento de la edad de jubilación impulsado por el presidente Emmanuel Macron. Los manifestantes ondearon banderas sindicales y quemaron bengalas en el vestíbulo de la bolsa, provocando la activación de las alarmas y llenando el edificio de humo rojo.

Los trabajadores ferroviarios, identificados por las banderas y pancartas que portaban, fueron los principales protagonistas de la protesta en la bolsa. Sin embargo, su ira no fue sin motivo. La reciente firma de un proyecto de ley por parte del presidente Macron que eleva la edad de jubilación para la mayoría de los trabajadores franceses de 62 a 64 años, ha generado un gran descontento en el país.

Los sindicatos han convocado diversas manifestaciones y huelgas para mostrar su oposición al aumento de la edad de jubilación. Y aunque el presidente ha justificado la decisión, argumentando que es necesaria para mantener a flote el sistema de seguridad social de Francia, los sindicatos han rechazado la medida y han pedido aumentos en los impuestos corporativos para reforzar el sistema.

La manifestación en la bolsa de valores fue sólo una de las varias protestas que se han producido en las últimas semanas. El proyecto de ley fue aprobado sin votación parlamentaria, lo que desencadenó violentas protestas en todo el país. A pesar de ello, el presidente Macron se ha mantenido firme en su decisión y se ha negado a reconsiderar el proyecto de ley.

Los sindicatos de Francia, así como los opositores políticos de Macron, tanto de izquierda como de derecha, han prometido mantener su oposición al aumento de la edad de jubilación y continuar organizando huelgas y manifestaciones. El 1 de mayo, un día tradicional de marchas y mítines de izquierda, se espera una gran participación en las protestas.

Marine Le Pen, líder de la Agrupación Nacional de derecha, ha calificado el proyecto de ley como «la ruptura final entre Macron y el pueblo francés», mientras que el veterano izquierdista Jean-Luc Melenchon ha acusado a Macron de imponer una «monarquía presidencial» en Francia.

La tensión en Francia parece estar en aumento y la decisión del presidente Macron de elevar la edad de jubilación ha generado un gran descontento entre los sindicatos y la población en general. Las protestas en la bolsa de valores son sólo una muestra más de la oposición al proyecto de ley y de la determinación de los trabajadores y sindicatos de proteger sus derechos y beneficios sociales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*