- Anuncio -spot_img
26.7 C
Villahermosa
spot_img
jueves, julio 18, 2024

AMLO critica posible «ajusticiamiento» de Sedena contra civiles en Nuevo Laredo

Must read

La Fiscalía General de la República (FGR) ha iniciado las investigaciones sobre la presunta ejecución extrajudicial llevada a cabo por miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Nuevo Laredo, Tamaulipas, según lo confirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Durante su conferencia matutina, el mandatario informó que la Sedena ha recomendado que el caso se investigue como un presunto delito de ejecución extrajudicial.

Recientemente, se dio a conocer un video capturado por una cámara de seguridad que muestra el momento en que los uniformados habrían detenido y ejecutado a un grupo de cinco civiles armados, presuntamente sicarios del Cártel del Noreste, el pasado 18 de mayo. En las imágenes se puede observar a alrededor de 12 elementos del Ejército Mexicano sometiendo a los presuntos sicarios, que no ofrecieron resistencia y fueron esposados y golpeados.

Posteriormente, los militares llevaron a los civiles, algunos arrastrados, hacia una pared para abrir fuego en su contra. Luego, uno de los uniformados recogió un par de armas utilizando un trapo rojo para no dejar huellas. Los rifles fueron colocados junto a los cuerpos de los presuntos delincuentes, lo que podría constituir una alteración de la escena.

Ante la divulgación del video, la Secretaría de la Defensa Nacional informó que la Fiscalía General de Justicia Militar ha abierto una investigación para determinar las responsabilidades en virtud de la legislación militar. Además, señaló que la Fiscalía General de la República es la autoridad facultada para investigar el caso debido a la participación de civiles, y afirmó que están colaborando con dicha autoridad para determinar las responsabilidades correspondientes.

En respuesta a los hechos, el Presidente López Obrador aseguró que los posibles responsables están a punto de ser puestos a disposición de las autoridades. Asimismo, enfatizó que no encubrirá actos violentos por parte de las Fuerzas Armadas, citando el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, y afirmó que se castigará a los responsables cuando se violen los derechos humanos.

López Obrador reconoció que los elementos militares involucrados en este incidente cometieron «exceso de fuerza» y violencia, y señaló que estas acciones deben ser erradicadas en todo el país. Afirmó que su gobierno no es igual a los anteriores y que se castigará a los responsables de abusos y violaciones a los derechos humanos. El mandatario también destacó que el caso de Nuevo Laredo es un incidente aislado y recordó el papel de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón, quien fue declarado culpable por narcotráfico en Estados Unidos.

López Obrador criticó la política de seguridad llevada a cabo por García Luna, acusándolo de ordenar masacres y violaciones a los derechos humanos. En contraste, aseguró que en la actualidad los casos de uso excesivo de la fuerza son aislados y que se castigan, dejando claro que el gobierno no tolerará dichas acciones. El Presidente reafirmó su compromiso de investigar a fondo el incidente en Nuevo Laredo y garantizar que los responsables sean llevados ante la justicia.

En cuanto a la situación de violencia y abusos en el país, López Obrador destacó que su administración está trabajando para implementar una estrategia de seguridad basada en la justicia, la paz y el respeto a los derechos humanos. Subrayó la importancia de fortalecer las instituciones encargadas de la procuración de justicia y brindar capacitación a los elementos de seguridad para que actúen con profesionalismo y respeten los derechos de la ciudadanía.

El Presidente López Obrador enfatizó que no habrá impunidad en casos de violaciones a los derechos humanos y que su gobierno está comprometido con la transparencia y la rendición de cuentas. Instó a la ciudadanía a denunciar cualquier abuso por parte de las fuerzas de seguridad y aseguró que se tomarán las medidas necesarias para garantizar la justicia y proteger los derechos de todos los ciudadanos mexicanos.

La ejecución extrajudicial presuntamente llevada a cabo por elementos de la Sedena en Nuevo Laredo es un recordatorio de la importancia de mantener una vigilancia constante sobre el actuar de las fuerzas de seguridad y de fortalecer los mecanismos de control y supervisión para prevenir abusos y garantizar la plena vigencia del Estado de derecho.

El caso será investigado a fondo por la Fiscalía General de la República, y se espera que se determinen las responsabilidades correspondientes. Es fundamental que se realice una investigación imparcial, transparente y exhaustiva, y que los responsables sean llevados ante la justicia para que se haga justicia en este caso y se envíe un claro mensaje de que los abusos y violaciones a los derechos humanos no serán tolerados en México.

El Presidente López Obrador reafirmó su compromiso de construir un país donde se respeten los derechos de todos los ciudadanos y se garantice la seguridad y la justicia. Es responsabilidad de las autoridades y de la sociedad en su conjunto trabajar juntos para erradicar la impunidad y asegurar que los derechos humanos sean respetados en todo momento.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article