- Anuncio -spot_img
26.7 C
Villahermosa
spot_img
jueves, mayo 23, 2024

Fortunas en ascenso: Empresarios beneficiados bajo el mandato de AMLO

Must read

Los multimillonarios en México son más ricos que nunca y su ‘impulso’ inició junto con el actual sexenio de AMLO.

Los multimillonarios de México finalmente recibirían su merecido. No eran más que una mafia, dijo Andrés Manuel López Obrador a multitudes estridentes una y otra vez en los mítines de campaña, y que iba a someterlos tan pronto como pusiera un pie en el palacio presidencial.

Sin embargo, hoy, los multimillonarios son más ricos que nunca. De hecho, les ha ido tan bien desde que López Obrador asumió el cargo a finales de 2018 que la riqueza de los cinco más ricos se ha disparado el doble que la del resto de los latinoamericanos en el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Carlos Slim y Germán Larrea, las dos personas más ricas de México, han visto sus fortunas más que duplicarse.

En total, su patrimonio neto se ha disparado 79 mil millones de dólares bajo el gobierno de López Obrador, un populista que sigue siendo tremendamente popular entre los pobres del país.


AMLO impulsor del súperpeso

Hay algunas razones para esto. Por un lado, AMLO, supervisó un tórrido repunte del peso. Su ganancia del 25 por ciento frente al dólar fue mayor que la de cualquier otra moneda importante del mundo.

Si bien esto jugó un papel clave en el aumento del poder adquisitivo de los mexicanos comunes y corrientes (al reducir el costo de los bienes importados), es casi seguro que benefició más a los multimillonarios.

Toda su riqueza almacenada en pesos de repente valió mucho más al comprar, digamos, un yate o una mansión en el extranjero.

Además, AMLO ayudó a impulsar esas ganancias del peso al apegarse a la austeridad fiscal, incluso cuando la pandemia acabó con millones de empleos.

Mientras los gobiernos de todo el mundo repartían grandes sumas para ayudar a los trabajadores a salir adelante durante los cierres de COVID, México mantuvo la ayuda al mínimo.

Las semillas de la retórica antimillonaria de AMLO se sembraron una década antes de que asumiera el cargo, cuando acuñó la frase mafia del poder para describir lo que él ve como el control de la élite empresarial sobre la política del país. Los culpó por su estrecha derrota en las elecciones de 2006.

Desde entonces, los multimillonarios (hombres cuyas fortunas se hicieron en las telecomunicaciones, la banca y la minería) han servido como contrastes políticos de AMLO.

“No van a imponer un nuevo debilucho, un nuevo títere en nuestro país”, dijo a una multitud en un acto de campaña en 2017.

Todo el tiempo había habido señales de que AMLO estaba abierto a una relación amistosa con los mismos líderes empresariales a los que estaba vilipendiando públicamente.

Aplastó las propuestas de su propio partido de medidas que podrían afectar a los ricos, como un impuesto a la herencia.

Su gobierno puso trabas a los reguladores independientes que podrían servir como control para las grandes empresas.

Y las incautaciones de activos y nacionalizaciones a gran escala que tantos habían temido nunca se materializaron.

Slim y otros líderes empresariales se convirtieron en invitados frecuentes del palacio nacional y han seguido obteniendo contratos gubernamentales.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article