30.6 C
Villahermosa
spot_img
miércoles, febrero 28, 2024

«¡Sabotaje ucraniano pone en peligro acuerdo clave de granos en el mar Negro!»

Must read

En un reciente comunicado, el Ministerio de Defensa de Rusia informó sobre un acto de sabotaje perpetrado por un grupo subversivo ucraniano que afectó el conducto de amoníaco que conecta la ciudad rusa de Toliatti y la ucraniana de Odessa. Según las autoridades rusas, el sabotaje tuvo lugar el 5 de junio cerca de la localidad de Masiutovka, en la provincia de Járkov, y provocó daños significativos en el conducto, así como víctimas civiles que recibieron atención médica.

El conducto de amoníaco Toliatti-Odessa, construido en tiempos soviéticos con el propósito de exportar amoníaco, es una parte fundamental para el transporte de cereales desde los puertos del mar Negro. Como resultado de este acto terrorista, los restos de amoníaco que quedaban en territorio ucraniano se están vertiendo a través de las secciones dañadas. La reparación de estas secciones se ha convertido en una de las condiciones planteadas por Rusia para la prolongación del acuerdo sobre el transporte de cereales.

María Zajárova, portavoz de la Cancillería rusa, calificó el sabotaje como un golpe a la lucha contra el hambre, ya que el conducto tiene la capacidad de transportar aproximadamente dos millones de toneladas de amoníaco al año, cantidad suficiente para producir fertilizantes para alimentar a 45 millones de personas. Zajárova destacó que el régimen de Kiev ha eliminado la posibilidad de suministros de amoníaco a los mercados mundiales y ha afectado los esfuerzos internacionales para combatir las amenazas del hambre y brindar asistencia a los países necesitados en Asia, África y América Latina.

La portavoz rusa acusó al régimen de Kiev de no estar interesado en el uso del conducto y de tratar de condicionar su reanudación a cambio de exigencias, como el canje de prisioneros de guerra y la retirada de las tropas rusas de la central nuclear de Zaporozhie, entre otras. Zajárova comparó al régimen de Kiev con organizaciones terroristas y extremistas creadas por Occidente, señalando que estos «monstruos» ahora están volviéndose contra sus propios creadores.

Según las estimaciones del Ministerio de Defensa de Rusia, la reparación del conducto Toliatti-Odessa tomará entre uno y tres meses. Mientras tanto, la interrupción en el suministro de amoníaco tendrá repercusiones en la producción de fertilizantes y en los esfuerzos para abordar la crisis alimentaria en diversas regiones del mundo.

La comunidad internacional continúa siguiendo de cerca el desarrollo de esta situación y se espera que se realicen esfuerzos diplomáticos para resolver el conflicto y restablecer el suministro de amoníaco de manera segura y eficiente entre Rusia y Ucrania.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Latest article