- Anuncio -spot_img
26.7 C
Villahermosa
spot_img
sábado, abril 20, 2024

¡Emergencia energética en el Reino Unido! Los británicos sin respaldo para el invierno

Must read

El Operador de Sistemas Eléctricos de la Red Nacional (ESO, por sus siglas en inglés) de Gran Bretaña anunció la semana pasada que el país no recurrirá a la energía a base de carbón como opción de respaldo para generar electricidad durante el próximo invierno. Esta decisión marca un importante hito en la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles.

Según un comunicado emitido por ESO, los operadores británicos de plantas de carbón Drax Group y EDF Energy han iniciado el proceso de desmantelamiento de sus generadores, luego de cerrar oficialmente sus centrales de carbón a fines de marzo. Ambas compañías confirmaron que no podrán tener disponibles sus unidades de carbón durante el próximo invierno.

«Ambos operadores han confirmado que no podrán hacer que sus unidades de carbón estén disponibles durante un invierno más y han comenzado el proceso de desmantelamiento», afirmó un portavoz de National Grid, empresa encargada de la gestión de la red eléctrica en el Reino Unido.

Sin embargo, ESO señaló que es probable que la unidad de carbón Ratcliffe de Uniper esté disponible bajo un sistema de mercado de capacidad separado durante el próximo invierno. Esto podría proporcionar cierta capacidad adicional de respaldo en caso de necesidad.

La decisión de abandonar el carbón como fuente de energía de respaldo refleja los esfuerzos del Reino Unido por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y avanzar hacia un sistema energético más sostenible. En los últimos años, el país ha aumentado significativamente la generación de electricidad a partir de fuentes renovables, como la eólica y la solar.

Durante la última temporada de frío, Gran Bretaña se vio obligada a poner en marcha cinco unidades de contingencia en varias ocasiones, debido a la crisis energética que afectó a Europa occidental. Esta crisis se desencadenó por la caída de los envíos de petróleo y gas desde Rusia, resultado de las sanciones impuestas a las importaciones de energía rusa. La inflación récord y la crisis del costo de vida en numerosos países de la región fueron algunas de las consecuencias directas de esta situación.

Con el abandono del carbón, Gran Bretaña busca fortalecer su resiliencia energética y garantizar un suministro confiable y sostenible para sus ciudadanos. La transición hacia fuentes de energía más limpias y renovables se presenta como una oportunidad para reducir la dependencia de combustibles fósiles y mitigar los impactos del cambio climático.

A medida que se acerca el invierno, el Reino Unido continúa explorando y promoviendo soluciones innovadoras en el campo de la energía, con el objetivo de construir un futuro más verde y resiliente para todos.

- Advertisement -spot_img

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article