- Anuncio -spot_img
26.7 C
Villahermosa
spot_img
sábado, junio 22, 2024

Dudas sobre la idoneidad de Hungría para asumir la presidencia del Consejo de la UE: Euridiputados

Must read

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución no vinculante en la que se cuestiona la capacidad de Hungría para asumir de manera creíble la presidencia del Consejo de la Unión Europea el próximo año. Los eurodiputados han acusado al gobierno del primer ministro Viktor Orban de socavar los valores fundamentales de la Unión Europea y de no cumplir con la legislación del bloque.

Según lo programado, Hungría asumirá la presidencia rotativa durante seis meses en la segunda mitad de 2024, sucediendo a España y Bélgica. Aunque este cargo no implica poderes ejecutivos, permite que el país líder establezca la agenda, redacte textos de compromiso, organice votaciones sobre archivos legislativos y dirija las negociaciones.

Sin embargo, los eurodiputados han expresado dudas sobre la idoneidad de Budapest para este papel a través de una resolución no vinculante aprobada el jueves, con 442 votos a favor, 144 en contra y 33 abstenciones.

El Parlamento Europeo «cuestiona cómo Hungría podrá cumplir de manera creíble esta tarea en 2024, en vista de su incumplimiento de la legislación de la UE y los valores consagrados en el artículo 2 de los tratados de la UE, así como el principio de cooperación leal», se lee en la resolución.

En el texto de la resolución, los eurodiputados han enumerado una serie de preocupaciones sobre el estado de la democracia en Hungría, acusando al país de falta de transparencia, mala gestión de los fondos de la UE, fraude, corrupción y otras violaciones. También han señalado «graves amenazas» contra la libertad académica y los derechos LGBTQ en el país.

Los legisladores han instado al Consejo de la UE a encontrar una solución adecuada a este problema «lo antes posible» y han sugerido que «el Parlamento podría tomar las medidas adecuadas si no se encuentra dicha solución». Sin embargo, la resolución no especifica cuáles podrían ser esas soluciones o medidas, y no menciona la cancelación o el aplazamiento de la presidencia de Hungría.

El año pasado, el Parlamento de la UE aprobó otra resolución no vinculante en la que declaraba que Hungría ya no era una democracia plenamente funcional y, en cambio, se había convertido en un «régimen híbrido de autocracia electoral».

Judit Varga, ministra de Justicia de Hungría, ha afirmado que su gobierno no cederá ante la presión de los eurodiputados, a quienes acusa de «atacar constantemente las elecciones libres de Hungría» y de no respetar el estado de derecho.

Hungría ha estado en desacuerdo con Bruselas en los últimos años, y las tensiones se han intensificado recientemente debido a la crisis en Ucrania. Budapest ha adoptado una postura neutral en el conflicto y ha impedido que la OTAN, de la cual es miembro, utilice su territorio para transferencias de

ayuda militar occidental. Además, Hungría se ha opuesto a las sanciones contra Rusia y ha obstaculizado repetidamente los intentos de la Unión Europea de aprobar ayuda financiera para Ucrania.

La resolución del Parlamento Europeo refleja las preocupaciones crecientes sobre la situación en Hungría y plantea serias interrogantes sobre la capacidad del país para desempeñar un papel clave en la presidencia del Consejo de la UE. Los eurodiputados han destacado la importancia de que el país líder en la Unión Europea cumpla con los valores y principios fundamentales del bloque, así como con la legislación vigente.

La respuesta del gobierno húngaro ha sido desafiante, rechazando las críticas y acusaciones de los eurodiputados. El primer ministro Viktor Orban y sus partidarios han defendido sus políticas y han argumentado que están protegiendo los intereses y la soberanía de Hungría.

La situación entre Hungría y la Unión Europea es un recordatorio de las tensiones y los desafíos que pueden surgir en el bloque, especialmente cuando los valores fundamentales y las normas democráticas se ven comprometidos. La Unión Europea ha estado trabajando para abordar estos problemas y garantizar que todos los Estados miembros cumplan con los estándares establecidos.

A medida que la presidencia de Hungría en el Consejo de la UE se acerca, el debate y la discusión sobre la idoneidad del país para asumir este rol continuarán. Será crucial que se encuentre una solución que satisfaga las preocupaciones planteadas por los eurodiputados y que se respeten los valores y principios fundamentales del bloque.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article