- Anuncio -spot_img
26.7 C
Villahermosa
spot_img
jueves, junio 13, 2024

Desaceleración económica en la eurozona se extiende a los sectores manufacturero y de servicios

Must read

La eurozona ha experimentado un nuevo golpe a su actividad empresarial en agosto, ya que la desaceleración económica que ya afectaba al sector manufacturero se extendió al sector de servicios, según indican los datos recopilados por S&P Global en esta semana.

El índice compuesto de gerentes de compras (PMI) preliminar del HCOB para la eurozona, que mide la actividad en los sectores manufacturero y de servicios, disminuyó a su nivel más bajo desde noviembre de 2020, marcando 47,0 en comparación con los 48,6 registrados en julio. Esta cifra se encuentra por debajo del umbral de 50 que separa el crecimiento de la contracción económica, y está por debajo de las expectativas de los economistas, que esperaban un PMI de 48,5.

Tanto el sector manufacturero como el de servicios han reportado caídas en la producción y en los nuevos pedidos. Además, la actividad en la industria de servicios clave de la Unión Europea cayó por primera vez este año y alcanzó su nivel más bajo en 30 meses, según los datos.

Cyrus de la Rubia, economista jefe del Banco Comercial de Hamburgo, comentó que lamentablemente el sector de servicios de la eurozona está mostrando señales de desaceleración, lo que coincide con el bajo rendimiento del sector manufacturero.

La producción en la eurozona ha estado en contracción durante tres meses consecutivos, liderada por una quinta caída mensual seguida en el sector manufacturero, según los datos recopilados. La caída de nuevos negocios, excluyendo la época de la pandemia, ha sido la más pronunciada desde octubre de 2012. Los nuevos pedidos de bienes continúan cayendo a uno de los ritmos más pronunciados desde la crisis financiera mundial.

Ante esta situación, crece la preocupación de que el Producto Interno Bruto (PIB) de la eurozona disminuya en el tercer trimestre, mientras que la economía del bloque se adentra más profundamente en una situación de desaceleración en agosto.

Bert Colijn, economista senior de ING, destacó que otro PMI débil confirma una economía lenta en la eurozona, con el riesgo de una posible recesión. Las presiones inflacionarias en el sector de servicios siguen siendo persistentes, mientras que las preocupaciones por las presiones salariales persisten.

El informe también señala que la contratación en la eurozona se encuentra casi estancada, ya que las empresas muestran reluctancia para ampliar su capacidad debido al deterioro de la demanda y las perspectivas más sombrías para el próximo año.

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Latest article