jueves, 27 de septiembre de 2018

Con AMLO llegaron los "prietitos" a gobernar



Por: Ignacio Rodríguez Ceballos

Sin afán de discriminar ni ser racista, desde hace mucho tiempo AMLO sentenciaba la siguiente frase a sus más allegados: "ya es hora que gobiernen los prietitos", en referencia al color de piel que ha dominado el poder político de este país que son obviamente los blancos, tal vez no güeros ojos azules como los alemanes y/o anglosajones, pero sí, sin duda, con una tonalidad clara. En contraste, la gran mayoría de los mexicanos son morenos, con tonalidades de piel que van desde los morenos "claros"  (como sería el propio AMLO, por ejemplo) hasta los "negritos", que sin ser de raza africana, sin duda tienen rasgos muy marcados de aquél continente. Todo esto es relevante porque como el mismo Hernán Gómez sentenció en su columna, que existe una oligarquía al interior de la comentocracia donde abundan hombres blancos de más de 50 años, sucede exactamente lo mismo en la clase política y empresarial de México. Los blancos, a pesar que son la minoría en el país, tienen cooptado la cúpula del poder y del dinero, mientras los morenos son únicamente vistos como peones, obreros, empleados pero casi ninguno de ellos tiene altos cargos directivos, culturales, políticos o de cualquier otra índole. En el caso de las mujeres, sucede también lo mismo porque si bien también existe discriminación entre féminas entre "güeras-fresas" y "morenas-nacas", casi ninguna de ellas tiene acceso a cargos de poder. En otras palabras, aunque algo escondida, solo es cosa de hurgar un poco para tener claro que en México, como en muchos países, domina la raza blanca que discrimina a las demás, en especial a los morenos.

Es por esta razón que se ha generado un gran pánico entre la clase política nacional, toda dominada por varones de piel blanca, porque no pueden concebir la idea que un moreno "advenedizo" como AMLO ahora va a gobernar el país y peor, con otros morenos y, gulp, mujeres que ocuparán cargos reservados solo para varones, en especial la secretaría de Gobernación. ¡Cómo se atreve! Creen estos varones de raza blanca que llegará AMLO a hacer lo mismo que ellos hicieron por lustros: una especie de limpia racial, donde dominarán los "prietos" mientras los blancos acabarán como sirvientes de los morenos. Parece una estupidez, lo se, pero en el fondo, así se sienten los Slim, los Azcárraga, los Krauze, etc, etc. Sin embargo, lo cierto es que AMLO no trae una idea de limpia racial. Al contrario, como Mandela, Obrador lo que quiere es una verdadera y genuina reconciliación nacional no solo a nivel partidista, sino entre las razas y clases de México. En otras palabras, quiere demostrarle a los varones blancos de más de 50 años que los morenos y también las mujeres pueden gobernar este país, incluso hasta mejor que ellos, pero que no hay necesidad de pleitos: todos pueden ser amigos y aliados. Que la guerra iniciada hace 500 años entre blancos contra indígenas, que después se libró entre españoles contra criollos, y después entre conservadores contra liberales, y así hasta el día hoy, puede terminarse por fin. En el México del S. XXI, en todas las razas y todas las clases, en todos los géneros y en todas las latitudes, hay hombres y mujeres capaces.

Así, la llamada "pejefobia", que es en gran medida lo que motiva a los blancos para atacar a Obrador y creer que es un "tonto" y que a pesar que haya ganado por más de 30 millones de votos "no merece" ser presidente por ser moreno y no hablar inglés, al final es una fobia más, valga la redundancia, que solo está alimentada por prejuicios, exageraciones, falsedades que, una vez que arranque el nuevo gobierno, casi de inmediato se van a derrumbar. AMLO será y ya es incluyente, porque así como lo vemos con el Consejo Mexicano de Negocios, se reúne también con los padres de los normalistas de Ayotzinapa o las víctimas de la delincuencia organizada. Estos grupos, antes ignorados por el poder, serán ahora atendidos, pero no por ello los empresarios del país serán exiliados. Esta es la diferencia de los blancos que antes y bueno todavía ahorita nos gobiernan, pero que con la llegada de los "prietitos" al poder con Obrador, será el parteaguas de una verdadera reconciliación nacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario