martes, 28 de agosto de 2018

Peña y Fox se quieren colgar de la buena relación AMLO-Trump

 

Por: Ignacio Rodríguez Ceballos

Resulta de un oportunismo insólito mezclado con un cinismo desbordado que el día de hoy, Peña Nieto haya lanzado un ¡spot! donde pretende vendernos a los mexicanos que su pésima idea de hace 2 años de invitar a Trump a Los Pinos cuando era candidato presidencial, al final nos "salvó" ya que pudo concretarse un acuerdo comercial entre México y EU. En otras palabras, dice Peña Nieto, que "gracias" a su invitación, que fue unánimemente rechazada en México e incluso al interior de su gabinete, que casi llevó a Chong a renunciar a  Gobernación, fue que hoy hay un TLC. No manches, Peña Nieto. Ahora sí que eso es no tener vergüenza. Peor resulta que hoy, Vicente Fox que desde que Trump era candidato presidencial se ha burlado una y otra vez de magnate neoyorquino, lo ha mandado al rancho de AMLO, le ha dicho "fuck you" varias veces y no solo en redes sino también en varios programas de EU, ahora "alabe" a Peña Nieto por la "negociación exitosa" que encabezó y que ahora, gracias a sus "buenos oficios", hay un TLC 2.0 que, siendo honestos, no parece nada diferente al original TLC.  

Estos elogios mutuos del peñismo-foxismo (curiosamente dejando fuera al calderonismo) arrancaron desde la conferencia de prensa que ofrecieron Luis Videgaray e Idelfonso Guajardo, así como Jesús Seade en la embajada mexicana allá en Washington. Videgaray habló maravillas de Guajardo, éste le correspondió y ambos también elogiaron la "gran labor" de Peña Nieto, el jefe de ambos. Así, ahora todos los mexicanos debemos elogiar las virtudes de EPN de tener una "gran visión" para ver que Trump iba a ganar la presidencia de EU, que iba a querer tumbar el TLC pero que, en gran medida por los supernaturales dotes de negociación de Videgaray y Guajardo, al final las cosas salieron súper para nuestro país. Claro, entre tantos elogios que se mandan  Peña, Fox, Videgaray y Guajardo omiten la acción decisiva del gobierno electo, en especial de Jesús Seade, así como la inesperada química entre el presidente norteamericano, Trump con López Obrador. Nadie o casi nadie de ellos comentó que hace una semana Trump dijo que le caía mejor AMLO que Peña Nieto y que, en la famosa llamada en la Casa Blanca, el neoyorquino le mandó saludos a Obrador.

Igualmente, todo el peñismo y foxismo omiten que estuvieron a punto de entregar el petróleo a EU, y que AMLO, en una acción decisiva para el país, logró enmendarlo, y que además el propio Trump se encuentra en el peor momento de su presidencia, con innumerables escándalos sexuales y legales que amenazan su permanencia en la Casa Blanca, y todo esto a unos días de arrancar la campaña por las elecciones congresionales en noviembre. Así, Trump necesitaba una "victoria", la que fuera y la consiguió con el TLC, que solo por cambiarle de nombre, va a poder venderla a los republicanos que al final, sí cumplió. En otras palabras, fue gracias a la victoria de AMLO que se generaron las condiciones para que se concretara una negociación exitosa del TLC 2.0 y nada tuvieron que ver los "buenos oficios" de EPN, Videgaray y Guajardo, que hasta antes de las elecciones, habían llevado a un punto muerto las pláticas con EU y ya todos los mercados estaban apostando a una inminente desaparición del también llamado NAFTA. Así que, señores, déjense de robar méritos de otros, y no caigan en la tremenda desfachatez de presumir éxitos no obtenidos, como la renegociación del TLC. 

Comentarios: elnacho1999@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario