miércoles, 8 de agosto de 2018

COLUMNA: AMLO, Presidente Electo a pesar de innumerables calumnias y difamaciones

Por Ignacio Rodríguez Ceballos

El día de hoy, López Obrador recibió su Constancia de Mayoría del TEPJF de Presidente Electo, sin duda el papel más importante de su vida porque, ahora sí a pesar de todo lo que se diga y todas las conspiraciones que se puedan inventar, AMLO será presidente de la república por los próximos 6 años. Al final no ganó AMLO, sino fracasaron los innumerables intentos de descarrilarlo desde que, después de la derrota del 2012, se decidió buscar otra vez la Presidencia pero no por el PRD, sino por un nuevo partido, MORENA, lejos de las mezquinas tribus solaztequistas. Hoy, AMLO superó todos esos obstáculos que no fueron pocos. 

Desde que arrancó la administración de EPN, diversas versiones señalan que ordenó poner en operación una oficina en Los Pinos el cual su único objetivo era vigilar a AMLO y diseñar estrategias para descarrilar su intención de ser otra vez candidato presidencial, o si no se podía, robarle de nuevo la elección. Ya sabía EPN la capacidad electoral de AMLO, que casi lo venció en 2012, y no quería otra sorpresa. Fue a través de esta oficina que salieron estrategias políticas y mediáticas de desprestigio, que "contuvieron" el crecimiento de López Obrador en el primer trienio. AMLO repetía que las reformas estructurales eran un error pero la maquinaria mediática lo arrollaba, tachándolo de "loquito", "radical", y que no veía los "grandes beneficios" de estas iniciativas de EPN.

Pero llegó enero del 2017 y con ello la terrible decisión de Peña de aumentar los energéticos, en especial las gasolinas. Creyendo EPN, Videgaray y Meade que la molestia de nuevos aumentos sería pasajera y podía contenerse, nunca midieron el impacto social de la "liberación" de los precios, que en otras palabras era la entrega del negocio de la gasolina a extranjeros. Y fue aquí que AMLO pudo romper el cerco mediático y político, usando de manera increíblemente eficaz las "benditas redes sociales" que en ese momento, y aún más en la actualidad, eran el vehículo ciudadano para expresar molestia y repudio social. A partir de ahí, AMLO empezó a crecer en popularidad así como su partido de manera ininterrumpidas, y ni todas las estrategias de guerra sucia, inventos, amenazas o persecuciones contra él, su familia, grupo y simpatizantes pudieron detenerlo. Como un un río que desborda una presa y se vuelve incontrolable, la popularidad de AMLO inundó en todo México y el mundo.

Todavía quedan remanentes de aquella estrategia inicial de EPN donde, en esa oficina especial, se diseñan guerras de lodos contra AMLO y su campaña, y por eso vemos que todos los días inventan cuentos contra López Obrador, como lo de Bartlett, Bejarano y ahora con Elba. Pero la realidad es que todo es irrelevante porque sencillamente, ya como presidente electo, AMLO está cumpliendo a cabalidad sus promesas de campañas más inverosímiles, como no tener guardaespaldas o viajar en avión comercial. Seguirán las calumnias y difamaciones, pero también las defensas ciudadanas en redes sociales, que hoy más que nunca están más que dispuestas a defender al futuro presidente de este país de ataques coordinados que salen desde Los Pinos. 

Correo: elnacho1999@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario