miércoles, 22 de agosto de 2018

A MITRE LA ENGAÑARON: SCT LE DIJO QUE TERRENO DEL NUEVO AEROPUERTO NO SE HUNDIRÍA



Por: Ignacio Rodríguez Ceballos

Hace unos días se viralizó una imagen de una retroexcavadora hundida en los terrenos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, confirmando una vieja teoría de aquellos que argumentan en contra de la construcción de esta obra: el terreno es inapropiado ya que abajo de él, hay o había un gran lago, el de Texcoco. Así, si bien hay estudios y obras de ingeniería para construir sobre este lago el NAIM, cuando esté en funcionamiento, está calculado que se hundirá 30 centímetros por año, sin tomar en cuenta probables socavones si hay un nuevo sismo, inundación o rompimiento de tuberías que generen gigantescos huecos como sucedió en la autopista a Cuernavaca hace unos años. Los ingenieros dicen que todo esto se puede solucionar y hasta comparan la construcción de un hotel ¡en Dubai! en medio del mar con el NAIM,  pero finalmente insistir en construir el Nuevo Aeropuerto sobre un lago es lo que ha generado exhorbitantes costos que, por ejemplo, no se tendrían que pagar si se habilita el aeropuerto militar de Santa Lucía como una terminal aeronáutica civil.

A pesar de estas gigantescas dificultades técnicas, los comentócratas insisten que todos los estudios técnicos de MITRE, que es la asociación especializada aeronáutica que dio viabilidad al NAIM, descartaron de plano que el plan B de AMLO, o sea la operación simultánea de Santa Lucía con el AICM sea posible, por lo cual la única posibilidad es que se construya el nuevo aeropuerto en Texcoco y santo remedio. No hay, para MITRE, ni plan B ni plan C. Sin embargo, leyendo el análisis de MITRE que proporcionó el equipo del presidente electo, porque la SCT nunca los hizo públicos, nos damos cuenta que hubieron cosas que, convenientemente, fueron omitidas. De entrada, nunca MITRE realmente tomó seriamente la posibilidad que el AICM y la base Santa Lucía operaran conjuntamente para solucionar el problema de la saturación actual, sino que se  inclinó en tres opciones: construir un aeropuerto cerca del AICM, en un predio llamado "rellenos sanitarios", en ampliar el actual aeropuerto estatal en Hidalgo o construir uno completamente nuevo en Texcoco. MITRE, en este estudio, nunca ponderó la posibilidad de ampliar Santa Lucía para complementarlo con el AICM. Fue hasta la campaña presidencial, cuando MITRE emitió una "opinión" pero sin reales sustentos técnicos que descartó la posibilidad que Santa Lucía y el AICM funcionen simultáneamente. 

Peor aún es que en el estudio de factibilidad del NAIM, donde MITRE señala como única opción la construcción en Texcoco, aclara que nunca hizo análisis del comportamiento de aves en el predio, que es un verdadero riesgo para la operación de cualquier aeropuerto, ni tampoco sobre la geofísica de los terrenos en el lago de Texcoco. Para subsanar ambos estudios, MITRE rescató un viejo estudio de 1998 para justificar que la presencia de aves en Texcoco no sería riesgo para la operación de aviones, y en cuanto a los terrenos, le creyó la versión a la SCT que la geofísica en el NAIM era exactamente igual a la del actual AICM, lo que es una verdadera mentira, empezando porque el nuevo aeropuerto quiere construirse sobre un lago. En otras palabras, la agencia super especializada MITRE omitió dos graves "peros" en la construcción del NAIM: la presencia de miles de aves migratorias y el ya comprobado hundimiento del terreno. 

El colmo es que así quieren los comentócratas que le creamos a MITRE su opinión técnica, que parece está más que dirigida a justificar a como de lugar la construcción del NAIM y descartar, también a como de lugar, la opción B de AMLO, o sea que operen simultáneamente el AICM y Santa Lucía.

Comentarios: elnacho1999@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario