lunes, 6 de abril de 2009

URGENTE AYUDENME A ECONTRAR A MI HIJO PEPE TOÑO

Uno de los correos más famosos en contra de Pepetoño que incluso fue comentado en el Congreso local. No es tan malo, aunque la verdad un mejor escritos le hubiera echado más tenebra...


CARTA A MI HIJO PEPE TOÑO:

¿Sabes? Meditaba en el tiempo que hace que no nos vemos.  Hace mucho ¿verdad? Sentí ganas de hablar contigo, ¿sabes? ¡Te extraño mucho! y es por eso que me atreví a escribirte estas líneas. Le he pedido a una media hermana tuya que me ayude a localizarte, espero esta carta llegue a ti antes de que yo muera.

Son tantos los años ya desde aquel día en el que te tuve por primera vez en mis brazos; tantos desde aquel día en el que tu abuelo Darvelio me corrió de Tabasco pistola en mano. No lo culpo, ahora sobrio, puedo entender sus amenazas al ver a Violeta toda golpeada después de uno de esos días en que el maldito alcohol me volvía loco.

Hoy después de muchos años, imagino que no puedes comprender por qué un día salí huyendo y no volví a verte; el tiempo me hizo cambiar y dejé el alcohol, cambió mi vida, pero te perdí para siempre y la imagen paterna la tomaste del hampón y mafioso desequilibrado de tu abuelo. Será por eso que despreciaste firmar con tu apellido de padre y escogiste el Asmitia de tu abuelo.

Para mí fue muy duro, el dejar de verte todos los días porque tú eras el motor principal de mi vida, con tu ausencia todo fue cambiando. Mi soledad se hizo más grande y mi tristeza más, no podía comprender el por qué no podía verte, solo sé que te contaron una historia cuando tu preguntabas ¿Donde está papá?

Yo fui el ogro de la historia y los años pasaron y yo sin verte…

He seguido tu vida a lo largo de estos años y maldigo el día en que le puse una mano a tu madre, pero peor aún, maldigo el día en que por cobarde salí huyendo de tu lado, debí enfrentarme al loco de tu abuelo. Pepito no puedes seguir viviendo solo y contra el mundo, todavía estas en edad de no seguir el ejemplo de tu abuelo, por tus hijas, por mis nietecitas, estás a tiempo de cambiar.

Sé que mi ausencia y la falta de la imagen paterna han hecho de ti un ser humano inseguro, neurótico, que fanfarronea de bravucón para ocultar su delicada debilidad, que su inestabilidad emocional le lleva a sepultar a amigos para que no quede constancia de que algún día le ayudaron, sé que mi ausencia te creó el vicio de la mentira para poder justificar la ausencia de un padre que por más que quiso estar junto a ti, las locuras y ambiciones de tu abuelo lo impidieron.

Te pido perdón por no haber puesto a tu disposición las herramientas necesarias para formarte como hombre de bien.

Siempre quise alabar tus triunfos y sufrir contigo tus desventuras. Ser cómplice de tus logros y tus fracasos y en lo bueno y en lo malo ser incondicional contigo. Lamento que nunca hayas conocido al igual que a tu padre, a un verdadero amigo, ya que siempre te has volteado contra ellos cuando más te han ayudado.

Antes de enmendar tu vida debes pedir perdón a quienes has lastimado en tu camino y a quienes han servido de peldaño en tu escalera para trepar al tapanco.

Ellos en su momento te han querido como amigos aunque no hayas sido recíproco, se que todos ellos si escuchan de tus labios tu arrepentimiento, perdonarán tus traiciones.

Babe, Marcos Rosendo, Juan Rodríguez, Arturo Núñez, Gustavo Rosario, Raulito Ojeda, tu compadre Funoy, a todos ellos les debes una explicación, así como yo hoy en mi lecho de muerte estoy confesando ante ti mi hijo mis pecados.

Marco Rosendo sigue sin explicarse por qué lo abandonaste clavado con el escándalo que publicó la Revista Proceso donde denunciaba la corrupción en la Dirección de Registro de Publicaciones. Tiene razón Marcos, el sólo obedecía instrucciones tuyas y la caja la manejabas tú.

Babe Segura, pues ese mas o menos ya te perdonó luego de que le diste el millón y la Explorer negra cuando dividieron las ganancias de la red de Amigos de Arturo, aunque no está bien que tú te hayas quedado con 4 y el con 1.

Juan Rodríguez, a pesar de estar arrepentido de ser tu aval en el PAN, piensa que si no quieres quitarle el cacicazgo del partido, pueden volver a ser como padre e hijo, al fin que son más las cosas que tienen en común que las que los separan, permítele llegar a ser plurinominal en Tabasco, no le cierres el camino, ayúdalo, así como el un día te puso el hombro.

Arturo Núñez está tan acostumbrado a que lo traiciones que ya hasta falta le haces, así que no temas que él confiará nuevamente en ti aunque sepa que esa es tu naturaleza.

Con Gustavo ahí si no entiendo porque tanta saña, porque después de que te regaló el premio estatal de la juventud, te protegió de González Pedrero y financió tu destierro, ahora lo exhibes en todos los medios de comunicación.

A Raulito Ojeda le debes haber hecho 3 campañas a la Gubernatura, ya que en la primera fue tristemente lucrativo que hayas servido de esquirol golpeándolo diariamente y todo por 8 millones de pesos y la compra de todos los juguetes del día de reyes y del día del niño. Pinche gordo mitómano y rajón, pobres niños no recibieron sus juguetes y tu tienda del mercado se quedó sin vender un solo juguete al gobierno durante 5 años. Será por eso tu amargura.

Tu comadre la funoyita nunca te perdonará que la hayas excluido de ese ménage à trois parisien, donde la pasión dominicana fue la manzana de la discordia en ese paraíso europeo.

Atención especial merece el caso de tu compadre Chucho Alí, que creo que te excediste con él. Nunca olvides que un compadre es como una madre y que quien chinga a su compadre… no respeta nada.

Ojalá tu compadre Morfín nunca tenga que perdonarte nada, porque te ha servido y atendido mas allá de la amistad, mucho más allá.

Querido hijo: Me culpo que seas un bastardo de la vida y tan es así que inconscientemente buscaste una bastarda para compartir tu vida. Bendito Dios que mis 4 nietecitas se libraron de ese estigma de ser bastarditas.

Hijo mío estás a tiempo de ser honesto contigo mismo, empieza en tu casa, no temas, tus hijas lo comprenderán.

Por último te digo que lentamente se aproxima el tiempo en que debo emprender el camino que no tiene regreso. No puedo llevarte conmigo y te dejo en un mundo en el que los buenos consejos no salen sobrando. Nadie es sabio de nacimiento y menos cuando se es bastardo. Aquí el tiempo y la experiencia enseñan y limpian la conciencia; yo he observado el mundo más tiempo que tú. 

Cuando yo muera, búscame al menos una vez en tu vida y ciérrame los ojos, a lo mejor así empieza a descansar tu alma; no me llores y antes de que eso suceda con una mínima parte de los casi 400 mil pesos que cobras mensualmente como diputado, dame cristiana sepultura.

 

En el lecho de muerte.

 

TU PADRE

 

PD. Ya puedo descansar en paz, espero tu algún día puedas hacerlo….

No hay comentarios.:

Publicar un comentario